Entradas

El equipo disputará cinco partidos amistosos antes del inicio

El Coviran Granada ya tiene planificada la pretemporada previa a su tercer año seguido en LEB Oro. El equipo de Pablo Pin, que comenzó a entrenar el pasado 1 de septiembre, se medirá el próximo sábado al HLA Alicante en Elda a las 18:30 horas. Además, los rojinegros se medirán en dos ocasiones al Real Murcia Baloncesto y al Melilla Sport Capital en sendos triangulares. El primero se disputará en Archena el fin de semana correspondiente al 25, 26 y 27 de septiembre, mientras que el segundo tendrá lugar en el Palacio de Deportes desde el 7 hasta el 9 de octubre.

El conjunto nazarí se medirá el 25 de septiembre al Melilla Sport Capital y el 26 al Real Murcia Baloncesto. Por su parte, en Granada se disputará el triangular GRX Memorial José Enrique de la Cruz. El equipo de Pablo Pin se medirá el 7 de octubre al conjunto dirigido por Alejandro Alcoba, mientras que el 9 se enfrentará al cuadro murciano.

Declaraciones del entrenador del Coviran Granada, Pablo Pin

Contamos con cinco partidos contra rivales de LEB Oro, aunque estamos esperando a ver si podemos jugar alguno más. El sábado vamos a Alicante y el fin de semana siguiente jugamos contra Murcia y Melilla en Archena, dos equipos que nos visitarán en Granada también. Si encajan las fechas podríamos recibir la visita de Alicante. Son equipos de LEB Oro con buen nivel.

Todos los partidos son a puerta cerrada, pero estamos trabajando para que al torneo que se celebra en el Palacio de Deportes puedan entrar nuestros abonados. El club lo tiene todo preparado y solo faltaría esa aceptación por parte de las autoridades.

Estamos todos arrancando, pero lo más importante es que se pueda jugar y que sea con público. Aquí se ha demostrado la capacidad organizativa que hay. Con el pabellón que tenemos ojalá se pueda jugar con público, que es lo que todos queremos”.

Álvaro Lobo, máximo anotador con 20 puntos

Primera derrota de la temporada para el Coviran Granada, que cayó por 62-55 ante el HLA Alicante en el Pedro Ferrándiz. Los locales fueron casi todo el partido por delante, aunque una gran reacción de los rojinegros en el tercer cuarto les permitió darle la vuelta al resultado. A pesar de ello, el acierto de Álvaro Lobo en el último acto, en el que anotó 14 puntos, terminó por decidir el encuentro a favor del equipo de David Varela.

AGENCIA GARNATA

Amadou Sidibe demostró en las dos primeras acciones del partido que tenía la intención de ser el protagonista. Cuatro puntos del norteamericano, dos de Álvaro Lobo y un triple de Orion Outerbridge obligaron a Pablo Pin a parar el partido debido a un parcial de 9-0 inicial. El Coviran Granada reaccionó tímidamente, pero el aro escupió los lanzamientos visitantes y otros cuatro puntos de Sidibe colocaron al equipo de David Varela once puntos arriba. Un triple de Eloy Almazán acercó a su equipo, pero Adrián Chapela anotó una canasta sobre la bocina que dejó el resultado en 20-13 al final de los primeros diez minutos.

Carlos Corts, Alejandro Bortolussi y Ferran Torres pusieron al equipo de Pablo Pin a tiro de triple, pero un parcial de 6-0 volvió a despegar al HLA Alicante en el marcador. Otros dos puntos más de Amadou Sidibe pusieron el resultado en 28-18, aunque el Coviran Granada tiró de orgullo y trabajo para acercarse antes de que el encuentro se marchara al descanso (31-25).

Amadou Sidibe fue el protagonista del choque al intermedio, ya que anotó 14 puntos, capturó 12 rebotes y sumó 25 de valoración.

Segunda parte

El paso por vestuarios le sentó bien al Coviran Granada, que saltó a la pista con el mono de trabajo y un triple de Eloy Almazán colocó el resultado en 31-30, que era la mínima diferencia de la que habían gozado los locales hasta ese momento. Outerbrige volvió a distanciar al HLA Alicante en el marcador, pero un triple de Manu Rodríguez puso al Coviran Granada por delante por primera vez en el partido.

El equipo de Pablo Pin acabó el tercer cuarto con ventaja (42-44), pero le duró poco la alegría. Lo mismo que tardó Álvaro Lobo en comenzar su espectacular último acto. El escolta anotó un triple que puso al HLA Alicante por delante y los locales ya no soltaron el mando del partido. El Coviran Granada se atascó en ataque y la sequía anotadora la aprovecharon el madrileño y Outerbridge para sentenciar el partido (60-50). Cinco puntos seguidos de Alo Marín le dieron emoción al último minuto, pero los locales acabaron venciendo por 62-55.

El HLA Alicante basó su triunfo en Lobo, Sidibe y Outerbridge, que sumaron 48 de los 62 puntos de su equipo.

El próximo encuentro del Coviran Granada es el sábado 21 de octubre a las 18:30 en el Palacio de Deportes ante el Aceitunas Fragata Morón.

Ficha técnica:

HLA Alicante: Álvaro Lobo 20, Obiekwe Kingseley 2, Orion Outerbridge 11, Pedro Rivero 0 y Amadou Sidibe 17 – quinteto titular – Boubacar Sidibe 0, Tomás Fernández 0, Adrián Chapela y Nacho Díaz 7.

Coviran Granada: Carlos de Cobos 2, Manu Rodríguez 12, Eloy Almazán 9, Alejandro Bortolussi 5 y Devin Wright 8 – quinteto titular –  Carlos Corts 3, Germán Martínez 0, Alo Marín 9, Ferran Torres 7 y David Iriarte 0.

Árbitros: Antonio Zamora y David Sánchez. Sin eliminados.

Parciales: 20-13, 11-12, 11-19 y 20-11.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de competición en LEB Plata disputado en el Pedro Ferrándiz de Alicante ante 1.000 espectadores.

Jesús Fernández, máximo anotador con 19 puntos

El Coviran Granada se proclamó campeón de la Copa LEB Plata al vencer por 80-74 al HLA Lucentum en un Palacio de Deportes que hizo historia al acoger a 6.118 espectadores en sus gradas. El conjunto rojinegro se repuso a un mal primer cuarto y, apoyado en su afición, decidió el encuentro en el último minuto. El equipo de Pablo Pin celebró de esta forma el primer título a nivel nacional en sus cinco años de historia. Jesús Fernández fue el máximo anotador con 19 puntos, mientras que Guillermo Rejón el mejor valorado con 23.

Fermín Rodríguez

Dionte Ferguson y Álvaro Lobo estrenaron el marcador del Palacio después de varios fallos de ambos equipos. Al Coviran Granada le costaba traspasar la defensa visitante, pero un triple de Adrian Bowie sobre la bocina subió los primeros tres puntos de su equipo al electrónico. Jesús Fernández multiplicó la puntuación de su equipo por dos con un nuevo lanzamiento desde la línea de 6,75. Precisamente desde esta distancia se desangró el equipo de Pablo Pin en los primeros diez minutos. Los locales no fueron capaces de parar el caudal ofensivo lucentino, que anotó hasta 4 triples en este cuarto y rozó la decena de ventaja (19-27).

Una canasta de Aramburu hizo crecer la preocupación en el Palacio de Deportes, pero aquí llegó el Ave Fenix del Coviran Granada. Los locales reaccionaron, ajustaron su puzle en defensa y lograron un parcial de 9-0 que los devolvió al choque. Fundamentales fueron Cristian Uta, Adrian Bowie y Alejandro Bortolussi para que el encuentro se volviera a igualar. Miguel Ángel Zapata pidió tiempo muerto y sus pupilos se lo agradecieron provocando un nuevo estirón en el luminoso. Ahí apareció la mejor versión del Coviran Granada desde el triple y dos consecutivos de Ivan Milekovic y Jesús Fernández dejaron el marcador al descanso en 39-42.

Tyran De Lattibeaudiere, que se cargó de faltas en el primer cuarto, acercó al Coviran Granada con una canasta nada más regresar de vestuarios. Ferguson replicó con la misma moneda, pero dos tiros libres de Adrian Bowie y una canasta de Jesús Fernández pusieron al equipo de Pablo Pin por delante en el marcador después de muchos minutos sin estarlo. Alicante tomó aire por medio de Martín, Rejón y Ferguson (48-53), pero ahí apareció el Coviran Granada que los 6.118 espectadores esperaban. Los locales subieron un punto el nivel de intensidad sobre la pista, su afición lo hizo desde la grada, y los puntos comenzaron a caer del cielo nazarí. Un mate brutal de la bestia de Jamaica, Tyran De Lattibeaudiere, le dio el timón del partido a los locales, que ya no volvieron a soltarlo a pesar de los intentos de Miguel Ángel Zapata desde el banquillo, que no pudo evitar que el tercer cuarto acabase con el resultado de 60-57.

Después de 30 minutos de excelso baloncesto, los errores pasaron a apoderarse de ambos equipos. El Coviran Granada estaba por delante en el marcador, pero no aprovechó los fallos de su rival en la pista delantera para distanciarse. Pablo Pin no lo veía claro y pidió tiempo muerto a 5:32 para el final con 64-62 en los colosos del Palacio. Y ahí aparecieron los dos jugadores que más baloncesto tienen de toda la liga para enzarzarse en una batalla sin escudos. Se repitió la historia del choque de la primera vuelta. Era el momento de Guillermo Rejón y Jesús Fernández.

El americano de Villena se convirtió en una máquina de hacer puntos. Agrandó lo que es, una leyenda, al convertir todos los balones que recibió en oro. Seis puntos seguidos del alicantino, que machacó a sus paisanos, parecían ser suficientes para dilucidar el partido, pero Carles Marzo y Rejón sembraron el terror en el recinto del Zaidín cuando pusieron el 70-69 en el marcador. No había metido un triple en todo el partido, pero había capturado 10 rebotes. Le faltaba uno. Joel Almeida recogió un balón suelto, dio un paso hacia atrás y, con todo el tiempo del mundo, ajustó la mirilla para disparar al corazón del HLA Lucentum. Los visitantes ya tenían prisa y fallaron en el siguiente ataque, algo que no desaprovechó Alejandro Bortolussi para desprender toneladas de calidad con una canasta de dos puntos. Zapata pidió tiempo muerto y Rejón anotó, pero Carlos de Cobos y Adrian Bowie sentenciaron el triunfo del Coviran Granada (80-74).

De esta forma la Fundación CB Granada hizo historia por partida doble. La entidad rojinegra vistió el Palacio de Deportes de rojo entregando 5.000 camisetas que se convirtieron en insuficientes para las 6.118 almas que se dieron cita. Récord absoluto de la competición. Además, el club nazarí consiguió el primer título a nivel nacional de su historia.

Ficha técnica:

Coviran Granada: Adrian Bowie 10, Carlos de Cobos 9, Joel Almeida 8, Tyran De Lattibeaudiere 4 y Jesús Fernández 19 – quinteto titular- Carlos Corts 6, Alejandro Bortolussi 8, Cristian Uta 13 e Ivan Milekovic 3.

HLA Lucentum: Álvaro Lobo 7, Guillermo Rejón 16, Dionte Ferguson 6, Carles Marzo 11 y Adrián Méndez 13 – quinteto titular- Michael Balogun 0, Álvaro Martín 4, Álex Reyes 2, Jon Aramburu 2 y Luka Nikolic 10.

Parciales: 19-27, 20-15, 21-15 y 2017.

Árbitros: Juan Gabriel Carpallo, Alejandro López y Adrián Iglesias. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la final de la Copa LEB Plata disputado en el Palacio de Deportes de Granada ante 6.118 espectadores, 130 llegados desde Alicante. Récord absoluto de la categoría.

Adrian Bowie, el más valorado con 23

Segundo triunfo consecutivo del Coviran Granada. El conjunto rojinegro se impuso por 78-72 al HLA Lucentum, segundo clasificado a su llegada al Palacio de Deportes, en un partido igualado que se decidió en los últimos segundos. El equipo de Pablo Pin realizó una actuación coral durante los 40 minutos y se queda como líder de LEB Plata compartiendo posición únicamente con Óbila Basket. El jugador más valorado del choque fue Adrian Bowie, con 23. Además del norteamericano, otros tres jugadores superaron la barrera de los diez puntos: Alejandro Bortolussi, Jesús Fernández (máximo anotador nazarí) y Carlos de Cobos. El 50% en triples de los locales, decisivo. Todos los jugadores que disfrutaron de minutos anotaron. Álvaro Lobo, el máximo anotador con 20 puntos.

Fermín Rodríguez

Fermín Rodríguez

Ya se pudo comprobar en los primeros minutos que no iba a ser un partido cualquiera. Tyran De Lattibeaudiere estrenó el marcador del Palacio con un soberbio mate que fue contestado rápidamente por parte de Luka Nikolic. Carles Marzo puso a su equipo por delante con un triple y un intercambio de canastas pasó a ser el protagonista del parqué.

Los visitantes disfrutaron de su mayor ventaja con un 9-13. Pablo Pin llamó a filas a Jesús Fernández y su equipo lo agradeció. Con el americano de Villena en plan estelar (6 puntos en 3 minutos), el Coviran Granada le dio la vuelta al partido. Un mate de Adrian Bowie tras una recuperación levantó al público de sus asientos y dos puntos del pívot nazarí dejaron el resultado al final de los primeros diez minutos en 19-18.

La batalla del segundo acto, el mejor en anotación del partido, estaba servida. Dos triples de Bowie y Bortolussi le dieron aire al Coviran Granada. Pero Álvaro Lobo, el mejor por parte visitante, no quería ningún susto para su equipo y anotó un triple para acercarlo en el marcador. Aramburu puso por delante al HLA Lucentum, pero el segundo triple consecutivo de Alejandro Bortolussi le dio el timón a los locales, que ya no lo soltaron casi en todo el partido.

El potencial ofensivo del equipo de Pablo Pin se desató desde el triple. Los locales fueron francotiradores desde la línea de 6,75 y sumaron 18 puntos de los 27 de este cuarto desde ahí. Carlos Corts puso el 44-38 en el luminoso, pero la enésima respuesta por parte de Álvaro Lobo acercó a los visitantes antes de que dos tiros libres de Alejandro Bortolussi subieran el 46-41 con el que se llegó a la estadía.

Carlos de Cobos y Tyran De Lattibeaudiere amenazaron con romper el partido al ser los protagonistas de un parcial de 5-0 a la salida de vestuarios. El Coviran Granada había llegado a la barrera de los 10 puntos (51-41). Una canasta de Adrian Bowie permitió subir la ventaja local hasta los 11, pero ahí llegó la respuesta del HLA Lucentum. Siete puntos consecutivos del ex trío de Óbila Basket (Nikolic, Marzo y Lobo), acercaron a su equipo.

Un nuevo mate de Tyran De Lattibeaudiere, este aún más salvaje que el primero, le dio aire a los locales y significó el preludio de la explosión de Carlos Corts. El granadino se puso el disfraz de mago y, tras recuperar el balón, salió al contrataque con previo caño a Guillermo Rejón y asistió para que Cristian Uta se colgara de nuevo del techo del Palacio. Además, el base nazarí anotó un triple de esos calificados como decisivos, ya que Alicante le respiraba en el cogote a los rojinegros. El tercer cuarto finalizó con las espadas en todo lo alto (61-56).

No habían aparecido en todo el partido, pero ambos jugadores subieron el telón del último cuarto. Un triple de Balogun acercó a su equipo en el marcador, mientras que dos casi seguidos de Ivan Milekovic le dieron algo más que aire al Coviran Granada. HLA Lucentum se había puesto por delante tras muchos minutos, pero el croata entró en escena para apaciguar el temporal.

Jesús Fernández subió el 72-68 al marcador cuando faltaban menos de tres minutos. Parecía que iba a ser decisiva esa ventaja, pero los visitantes no habían dicho su última palabra. Rejón y Aramburu empataron el partido. Tras casi todo el choque dominando el marcador, el Palacio iba a vivir un nuevo final de infarto. A 1:07 para el final los colosos marcadores del recinto del Zaidín lucían un empate a 72. Pablo Pin llamó a Adrian Bowie y el de Marylan dinamitó el partido. Los locales jugaron con una insultante confianza el último minuto. El norteamericano anotó dos tiros libres que dejaban el signo del encuentro a la defensa y a la presión ambiental. Ninguna de las dos falló y el Coviran Granada acabó guardándose en el bolsillo su segunda victoria seguida, la octava de la temporada.

El equipo de Pablo continúa de esta forma líder de LEB Plata. Los rojinegros afrontan ahora tres salidas consecutivas en las que se jugarán todas las opciones de estar en la próxima Copa LEB Plata.

Ficha técnica:

Coviran Granada: Joel Almeida 5, Carlos de Cobos 12, Cristian Uta 2, Tyran De Lattibeaudiere 6 y Adrian Bowie 13 – quinteto titular- Carlos Corts 8, Pablo García (no jugó), Germán Martínez (no jugó), Jesús Fernández 14, Alejandro Bortolussi 12, Edu Pérez (no jugó) e Ivan Milekovic (6).

HLA Lucentum: Álvaro Lobo 20, Guillermo Rejón 13, Dionte Ferguson 2, Carles Marzo 5 y Luka Nikolic 8 -quinteto titular- Francisco Solsona 8, Jon Aramburu 8, Michael Balogun 3 y Álvaro Martín 5.

Árbitros: Ángel de Lucas y Jaime Gómez. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de liga en LEB Plata disputado en el Palacio de Deportes ante 3.003 espectadores, cifra que supone el récord de la temporada en la categoría.

El Coviran Granada desperdició una oportunidad de oro de sentenciar la cuarta posición, lugar al que ya no puede acceder, al caer ante la Fundación Baloncesto Lucentum Alicante por 74-80 en un partido en el que los pequeños detalles de los dos últimos minutos cayeron del lado visitante, que estuvo más concentrado. Berni Castillo y Duane James fueron los mejores del equipo con 17 y 16 puntos, respectivamente, aunque estuvieron bien acompañados por un Iván Martínez que con tres triples seguidos en el último cuarto a punto estuvo de darle la victoria a su equipo. Ahora el equipo de Pablo Pin se juega el factor campo en la primera eliminatoria de playoffs en el pabellón El Serrallo de Tarragona.

Saltaron los visitantes al parqué del Palacio de Deportes mucho más concentrados que su rival y eso se tradujo en un parcial de salida de 0-6. Las pérdidas del Coviran Granada fueron castigadas por el equipo de Miguel Ángel Zapata, que se mostró mucho más intenso durante un primer cuarto que acabó con un peligroso 13-25. Los locales no encontraron el camino en ataque (cuatro puntos en siete minutos) y en defensa no supieron parar a los mejores hombres del conjunto alicantino, ya que Bowie y Byrd hicieron especialmente daño. Solo Jesús Fernández y Duane James sostuvieron a su equipo en el partido.

20160402191300_IMG_1459El final del primer acto surtió un efecto positivo en el Coviran Granada, que volvió a mostrar su mejor versión en el segundo.  El equipo de Pablo Pin apretó los dientes en defensa y en ataque ahora sí vio aro con relativa facilidad. Los rojiverdes consiguieron un parcial de 15-3 que les permitió empatar el partido a 29. Dos triples de John Schoof fueron claves para nivelar el marcador. Otro lanzamiento más desde más allá de la línea de 6,75 sobre la bocina del segundo cuarto de Iván Martínez consiguió poner a su equipo por delante en el marcador por primera vez en el partido al filo del descanso (34-31).

El paso por vestuarios devolvió a dos equipos que disputaron un tercer cuarto con las espadas en todo lo alto. Los visitantes no dejaron que su rival se escapara en el marcador y el intercambio de canastas pasó a ser la nota predominante del choque, que también provocó que ninguno de los dos conjuntos se hiciera con el mando del partido de forma clara. Duane James y Berni Castillo se mostraron activos en ataque por parte local, mientras que por el cuadro de Zapata fueron Bowie y Kody. Al final del acto se produjo un carrusel de triples que dejó al Coviran Granada por delante tras convertir dos lanzamientos Berni Castillo y Didi consecutivos desde la larga distancia.

El partido entró en el último cuarto con la cuarta plaza y el factor campo en juego de cara a los playoffs. Un parcial de salida de 4-0 puso al Coviran Granada con siete puntos de ventaja (56-49). Parecía que el partido iba cogiendo un ligero aroma rojiverde pero los locales se desconcentraron y vieron como su rival les endosaba un parcial de 7-0 que volvía a empatar el choque. En ese momento apareció en pista la figura (o la mano) de Iván Martínez. Que llevó el delirio a las gradas del Palacio de Deportes con tres triples seguidos. En cualquier otra circunstancia este momento habría servido para que el Coviran Granada se escapase y encarrilara el encuentro, pero cada zarpazo del vallisoletano fue contestado por los visitantes, que empataron a 65 a falta de 4:47 para el final.

Berni Castillo cogió el testigo de su compañero con un nuevo triple (el cuarto seguido de los locales, que casi igualan los seis del Madrid en Euroliga). El equipo de Pablo Pin tuvo su última ventaja con 70-68 en el marcador y 2:34 por jugarse. El partido entró en el último minuto con empate a 74 tras 4 puntos seguidos de Duane James, pero ahí se acabó el choque. Una cadena de errores por parte rojiverde fueron condenados por Alicante con un parcial de 0-6 y triunfo.

Los visitantes consiguen de esta forma la cuarta plaza, que ya nadie les podrá quitar en la Liga a pesar de que queda una jornada aún por disputar. Por su parte, el Coviran Granada tendrá que ganar en Tarragona para poder tener el factor campo en la primera eliminatoria de playoffs. El equipo de Pablo Pin depende de si mismo tras las derrotas de Morón y Ávila.

Ficha técnica:                                                                                                   

Coviran Granada: Javi Hernández 4, Jorge Fernández, John Schoof 9, Jordan Stone 4 e Iván Martínez 13 –quinteto inicial-  David García 4, Jesús Fernández 7, Berni Castillo 17, Duane James 16 y Luis López.

Fundación Baloncesto Lucentum Alicante: Xavi Hernández 16, Byrd 6, Porcher 5, Kody 5, Fuentes 2, Bowie 10, Guillén 18, Aramburu 9, Martínez 7 y Rueda 2.

Árbitros: García León y Rupérez Vielba. Sin eliminados.

Incidencia: Partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de LEB Plata disputado en el Palacio de Deportes ante 3.214 espectadores.

El verdadero clásico se disputa el sábado a las 19:00 horas en el Palacio de Deportes. El Coviran Granada recibe al Fundación Baloncesto Lucentum Alicante en un partido con la cuarta plaza en juego. Dos ciudades históricas que se han visto las caras en ACB ahora lo hacen en LEB Plata.