El entrenador aprovechará la semana de descanso para “afianzar conceptos” en los entrenamientos

El Coviran Granada regresó ayer a los entrenamientos después de casi cuatro días de descanso, algo que no sucedía desde que comenzó la pretemporada el pasado 1 de septiembre. Los rojinegros se marchan al parón después de seis jornadas disputadas en LEB Oro con cinco triunfos y una sola derrota. El equipo de Pablo Pin marcha segundo clasificado en el grupo B de LEB Oro y la semana que viene visita al líder, el HLA Alicante. El entrenador granadino compareció ayer ante los medios de comunicación.

El rojinegro mandó un mensaje de tranquilidad acerca del estado de salud de Christian Díaz, que se tuvo que marchar lesionado en el tercer cuarto del encuentro disputado el pasado sábado ante el Bàsquet Girona: “Parece que fue más un susto y mucho dolor, pero los ligamentos no están afectados y vamos a intentar que entrene”. Sobre la semana sin compromisos oficiales Pablo Pin aseguró que “yo prefiero no parar y seguir compitiendo, pero también es importante descansar un poco para recuperarnos mental y físicamente”. “Nos hemos planteado esta semana para introducir cosas nuevas y afianzar algunos conceptos para crecer un poco”, añadió.

Pablo Pin habló también sobre el compromiso que afrontará el Coviran Granada correspondiente a la séptima jornada: “Tenemos un calendario muy complicado para acabar la primera vuelta. Son los partidos que nos pueden dar una muestra del nivel en el que estamos ahora mismo. Tenemos que prepararlos bien y saber que no van a ser ningún paseo”. Acerca de Alejandro Bortolussi, el técnico nazarí explicó que “después de tener algunos síntomas durante los primeros días, ya se encuentra mejor y está haciendo trabajo físico en casa. El lunes le haremos otra prueba”.