El Coviran Granada encara una nueva semana de competición en LEB Oro. Sería la primera desde el 22 de diciembre si las PCR a las que se tiene que someter el ZTE Real Canoe dan resultados negativos. Pablo Pin declaró al respecto que “espero que podamos jugar el domingo”. “Hemos aprovechado para descansar el fin de semana y hemos planteado una semana normal de competición, aunque con algunos descansos para no cargar al equipo”, añadió. El granadino reconoció que “estamos con muchas ganas de jugar y aplazar más partidos complicaría mucho más las fechas en el futuro”.

Los rojinegros llevan más de un mes sin competir y Pablo Pin dijo que “se notará seguro el parón tan largo, sobre todo en el partido contra Canoe, ya que hemos intentado simular ciertas situaciones, pero nunca es la realidad completa”. El técnico añadió que “la competición te da chispa y una adrenalina especial que no tenemos desde el 22 de diciembre. El equipo físicamente se encuentra bien y hemos recuperado a todo el mundo, pero el tema mental es muy importante, por lo que debemos estar conectados”.

Pablo Pin advirtió: “Espero que no haya ninguna desconexión contra Canoe porque si no estamos a tope cualquiera nos puede ganar. Si miramos la clasificación estaremos poniendo la primera piedra para no jugar un buen partido y no crecer, aunque las ganas de jugar van a nuestro favor”.

Sobre la disponibilidad de Thomas Bropleh, el entrenador del Coviran Granada se mostró contento, ya que “se encuentra bien, aunque todavía tiene un poco de dolor. Está entrenando a un ritmo normal y para todos es una gran alegría porque da mucha seguridad a los compañeros” y lo elogió al reconocer que “ha estado jugando casi un mes entero con bastante dolor en las dos muñecas y dio la cara en todos los partidos”.

Pablo Pin advirtió que “puede pasarnos factura el calendario si seguimos aplazando partidos, es decir, tal y como está ahora yo lo veo bien. Tenemos tiempo para recuperar más o menos entre partido y partido, excepto en los dos próximos. Tenemos muchas ganas de jugar y es lo que queremos hacer”.

El CD Ramón y Cajal está de nuevo confinado tras el positivo de varias de sus jugadoras. Pablo Pin aprovechó para reconocer que “hablo semanalmente con Maribel Piñar y es una situación muy complicada, por lo que intento darle mucho ánimo, ya que cuando tienes gente en el equipo que trabaja o estudia es difícil controlarlo. Nosotros cumplimos los protocolos, pero estamos teniendo suerte”.