Declaraciones del entrenador del Coviran Granada, Pablo Pin, y de Guillermo Vecchio, técnico del Guaros de Lara de Venezuela. El encuentro finalizó con victoria visitante por 93-96 tras un trepidante choque que se decidió en el tiempo extra.

Pablo Pin

Fermín Rodríguez

Queríamos hacer un partido dinámico y con mucha velocidad tanto en ataque como en defensa para intentar provocarle pérdidas para compensar la diferencia física sobre todo con velocidad. Jugando situaciones en carrera, con un pase más, con llegada… Yo creo que lo hemos hecho muy bien contra jugadores como Echenique o José Vargas, a los que hemos visto jugar un Mundial por la televisión. Mi equipo ha salido a pegarse y jugar duro contra un equipo con ese físico. Termino el partido muy satisfecho porque realmente es la línea que queremos seguir.

Devin ha sentido un pinchazo en la rodilla y no se sentía cómodo. No había que forzar. Se ha puesto aún más complicado cuando Ferrán se ha cargado de faltas muy rápidamente. Bortolussi de 5 y 4 y los minutos de Alberto Pérez, que viene de jugar en Primera Nacional y ha defendido a jugadores internacionales, han sido muy buenos. Creo que la ayuda de los exteriores ha sido muy importante en el rebote. Alo, Manu, Eloy… todos han sumado. Hemos hecho un buen partido y hemos respondido a lo que se esperaba.

Hacemos muchas lecturas positivas del encuentro. La más importante es que le hemos forzado 20 pérdidas, además de 13 rebotes ofensivos y tener la ilusión de que hemos metido una canasta más que ellos de dos puntos. Con táctica, energía y garra se compensan ciertas deficiencias. Hemos metido una canasta más que ellos dentro de la pintura.

Nos faltaban dos jugadores interiores. Si hubiéramos tenido a Devin y a David podría haber sido diferente. Tenemos que ser capaces de buscar soluciones.

Guillermo Vecchio

Fue un buen juego para la gente que vino a ver. Creo que fue muy valioso para todos, tanto para Granada como para nosotros. El resultado es una circunstancia. En una pretemporada siempre es importante ganar. Para nosotros es muy importante adquirir cada vez más ritmo de juego, ya que estamos muy lejos de nuestro nivel físico como para jugar una final Intercontinental. En la medida en la que los norteamericanos se puedan ir acoplando el equipo se va a encontrar mejor. La levantada del tercer y del último cuarto fue muy importante. Nos pusimos serios a jugar porque estábamos cometiendo muchos errores. Permitimos muchos rebotes ofensivos. Nos hicieron el 80% de puntos en la pintura durante la primera mitad y creo que el peso de nuestros jugadores y la levantada de Gregory Echenique en el segundo tiempo fue lo que diferenció y nos permitió remontar. Dominamos nuestro tablero. Los balanceamos y los desgastamos, pero Granada fue un tremendo rival. Tenemos que seguir mejorando mucho.