El rojinegro reconoce que el equipo ha pasado una fase del calendario “dura”

El Coviran Granada recibirá el próximo sábado al ICG Força Lleida. Los rojinegros intentarán recuperar la dinámica positiva ante su público. Pablo Pin tendrá la duda hasta última hora de Sergio Olmos, que arrastra molestias en la espalda.

¿Alguna vez el equipo había encadenado 4 derrotas?

“No, es la primera vez. Después de tanto tiempo tenía que ocurrir alguna vez. Es una situación nueva, pero es un reto. Tenemos que ser capaces de levantar el vuelo y salir adelante en una situación complicada”.

¿Qué aspectos positivos se pueden sacar?

“Contra Breogán fuimos competitivos. En Ourense a pesar de la baja de Sergio y el virus de Watson hicimos muchas cosas bien durante 32 minutos. Lo primero que tenemos que hacer es seguir siendo positivos. Hay que estar tranquilos y seguir nuestro camino. No podemos volvernos locos”.

¿Cómo afronta el partido de Lleida?

“No podemos cambiar lo que ha pasado hasta ahora, pero sí lo que viene. Lleida es un equipo que juega muy rápido con un ritmo muy alto y mucho físico. Nos tenemos que mirar nosotros. No podemos venirnos abajo. Hay que ir a por todas porque el sábado es una final”.

¿Cómo está el vestuario?

“Los veo bien. Tenemos esa sensación de que no han salido las cosas y eso te frustra un poco. Veo al equipo con energía y con muchas ganas de conseguir una victoria. Tenemos una plantilla veterana y sabemos que hemos pasado una fase del calendario complicada. Ahora tenemos una nueva oportunidad que empieza hoy”.

¿Cómo está la enfermería?

“Joan está totalmente recuperado y Watson ya ha pasado el virus que tuvo la temporada pasada. Sergio va a ser duda hasta el final. Ha podido hacer un poco de tiro con contacto, pero no lo tenemos claro”.