Los abonados que retiraron su entrada podrán usarla en el siguiente partido con público

Debido a las restricciones impuestas en Granada el partido previsto para el sábado, 7 de noviembre, entre el Coviran Granada y el Real Murcia Baloncesto se disputará a puerta cerrada. Los abonados que habían retirado ya su entrada al recoger su carné podrán hacer uso de ella para el siguiente partido que se celebre en el Palacio de Deportes y sea abierto de cara al público. Además, para dicha fecha también tendrán preferencia los aficionados incluidos dentro del grupo Generalife.