El técnico reconoce que “hay que jugar a tope porque todos tenemos aspiraciones”

El Coviran Granada recibe el próximo sábado al Destino Palencia en el Palacio de Deportes en un encuentro que comenzará a las 17:00 horas. Los rojinegros tratarán de conseguir el primer triunfo de la segunda fase tras la derrota sufrida en el Pazo dos Deportes de Lugo ante el Leche Río Breogán. Sobre el choque ante el conjunto gallego Pablo Pin reconoció que “nuestra entrada al partido no fue buena y fuimos muy blanditos en el rebote”.

“Creo que la fase de la competición en la que estamos nos va a exigir mucho más. Jugar fuera de casa es muy difícil y cada equipo se juega muchísimo, por lo que todos juegan al 200% y hay que estar a tope porque todos tenemos nuestras aspiraciones”, espetó el granadino cuando fue preguntado sobre las diferencias entre la primera y la segunda fase.

Pablo Pin reconoció que “seguimos metiendo a Bamba de forma progresiva, pero sus sensaciones son bastante buenas. Poco a poco iremos incrementando la carga con él”. “Joan tiene muy buenas sensaciones e incluso ha estado tirando. Está a tope con la piscina y con la bici. Él se encuentra bastante bien y la evolución está siendo buena, pero no vamos a forzar en ningún caso”, espetó el técnico sobre el estado físico de Joan Pardina.

El granadino habló sobre el estado físico de la plantilla: “Creo que estamos bastante bien salvo las dos lesiones que tenemos, aunque cuando los recuperemos completamente daremos un salto bastante grande, pero necesitamos estar muy concentrados porque en 7 días jugamos prácticamente la primera vuelta de la segunda fase”.

“El partido del sábado es muy exigente y vamos a necesitar a Bamba al 100% los minutos que esté porque Palencia es un equipo muy fuerte por dentro”, declaró Pablo Pin sobre el partido del próximo sábado correspondiente a la undécima jornada de competición en la segunda fase.