El coordinador de baloncesto base echa de menos “la rutina con el equipo alevín”

¿Cómo está?

“Bien, estoy en casa aprovechando para ver algunas charlas de entrenadores y preparando cosas”.

¿Qué le ha parecido la suspensión de la temporada para las categorías inferiores?

“Es una faena el hecho de suspenderlo. Es la mejor decisión que se podía tomar, ya que significaba poner en riesgo a muchos niños y no había necesidad de eso”.

¿Hay campeones o se queda un año desértico?

“Tiene pinta de que sí. La Federación Andaluza de Baloncesto quiere buscar alguna solución, pero es complicado. Creo que es la mejor opción: ni campeonatos ni clasificaciones”.

¿La Fundación CB Granada volverá a los entrenamientos?

“Hoy mismo hemos mandado a los padres de los jugadores que están en las categorías inferiores un documento con información. Estamos trabajando para realizar entrenamientos reducidos cuando nos den la aprobación. Ha tenido una gran aceptación, ya que lo hemos sacado esta mañana y ya tenemos unos 40 inscritos. Tenemos ganas de que todo vuelva a la normalidad”.

¿Cómo se puede hacer la inscripción?

“Los entrenadores tienen información para realizar toda la inscripción, pero también se puede a través del correo escuelas@fundacioncbgranada.es. De momento solo lo hemos lanzado a jugadores de la Fundación CB Granad, pero en función del número de niños veremos si podemos abrirlo a más gente”.

¿Qué horarios o instalaciones se utilizarán?

“Ha tenido bastante aceptación, pero hasta que no tengamos una estimación de los jugadores con los que contaremos no podemos dividir los grupos, que serán de 8 niños”.

¿Qué precauciones se llevarán a cabo?

“Nosotros hemos hecho un protocolo propio, pero también estaremos pendientes de lo que nos digan las autoridades sanitarias. Todos los niños tienen que llegar a la instalación con mascarilla y allí les tomaremos la temperatura tanto al entrar como al salir y lo anotaremos. Desinfectaremos las manos y los balones que utilizaremos. Los padres no podrán entrar y la idea es realizar 45 minutos de entrenamiento en pista y 45 de trabajo físico”.

¿Se mantendrán los grupos de los equipos que ya están formados?

“Dependerá de las inscripciones, ya que los grupos serán de 8 personas”.

¿Qué te parece la posibilidad de añadir un tercer año a la categoría júnior?

“Me parece muy buena. Nosotros no tendríamos tanto problema porque nuestros jugadores suelen estudiar aquí, pero en ciudades más pequeñas los niños salen fuera a estudiar y ahí se complica. Hay zonas con problemas para ese júnior de tercer año”.

¿Cómo iba la temporada con el OYA Abogados?

“Fue una pena la suspensión y es lo que peor llevo. Iba bien más allá de los resultados deportivos. Echo mucho de menos la rutina diaria con ellos entrenando en Carmelo”.

¿Sigues trabajando con ellos?

“Hemos hecho alguna actividad, pero llega un momento en el que los recursos de agotan”.

¿Cómo recibiste la suspensión del torneo de Semana Santa?

“Teníamos el récord de participantes para esta edición. Después de la paliza que te das organizando todo nos dio un poco de rabia, pero era lo mejor que podíamos hacer. Los equipos lo comprendieron totalmente y nos apoyaron en la decisión de suspenderlo”.

¿Cómo valora el crecimiento del baloncesto femenino?

“Gracias al trabajo de los entrenadores y de las niñas. Las fórmulas mágicas no existen y aquí conseguimos las cosas a través del trabajo y del esfuerzo. Hacen un trabajo tremendo en la sección femenina. Es una de las cosas de las que estoy más orgulloso, sobre todo de un equipo al que tengo que darle la enhorabuena: el júnior. Han hecho un trabajo impresionante. No han parado de trabajar y esforzarse durante toda la temporada con Arturo Quílez».

¿Cómo viviste la temporada pasada en LEB Oro como ayudante de Pablo Pin?

“Se me cayó el pelo. Fue increíble. La manera de trabajar que tienen Pablo, Zamo y Arturo es otro nivel. Me costó mucho seguirlos porque no tenía ese hábito de trabajo. Me da mucha pena cuando veo algunas críticas por redes sociales. Me gustaría que todos pudiéramos ver cómo trabajan ellos durante una semana. A mí me marcó mucho y aprendí muchísimo de baloncesto”.

Un libro: Aprender de los campeones.

Una película: Gladiator.

Una serie: House.

Un actor: Johnny Depp.

Una actriz: Scarlett Johansson.

Un juego de mesa: Parchís.

Una comida: El salmón a la plancha.

Un lugar de Granada: El Albaicín.