El entrenador rojinegro asegura que “hay un trabajazo detrás del crecimiento en la sección femenina del club”

José Carlos Cañadas es natural de Cuevas del Almanzora (Almería) y llegó a la Fundación CB Granada en 2012. Tras varios años como entrenador en las Escuelas Puleva dio el salto a la cantera. Esta temporada ha dirigido a tres equipos federados: sénior femenino Carmelo, alevín femenino Granada Digital y júnior masculino MLG Electrosolar.

¿Cómo acaba en Granada?

“Vine hace doce años a estudiar una carrera y ya me quedé aquí”.

¿A qué se dedica?

“He estudiado arquitectura, tanto técnica como superior. He estado trabajando hasta hace dos años y ahora busco nuevos retos en el tema de la arquitectura”.

¿Cómo llega a la Fundación CB Granada?

“Empecé en el año 2012 en Escuelas, pero en 2016 de la mano de Pablo Pin y Juanra pasé a cantera con equipos federados”.

¿Qué le parece la iniciativa del club para intentar volver a los entrenamientos?

“Creo que es muy buena. Los niños están con muchísimas ganas. Están desesperados por jugar al baloncesto y les vendría muy bien si sale todo adelante porque disfrutarían mucho”.

¿Cómo iba la temporada en los equipos a los que entrena?

“El golpe más fuerte se lo llevó el júnior MLG Electrosolar, ya que era el último año en la categoría para muchos de ellos. Estábamos clasificados como primeros para el Campeonato de Andalucía y teníamos hasta la reserva hecha. Nos quedaba jugar la final provincial y justo empezó la cuarentena.

Con el alevín femenino Granada Digital estaba muy contento. Era un equipo de primer año con el que nos lo estábamos pasando muy bien compitiendo y mejorando a pasos agigantados.

El sénior femenino es un equipo que solo lleva dos años. El año pasado estuvo en patronato, pero ahora estaba en federación. Estaba muy contento con ellas también”.

¿Qué diferencias hay entre baloncesto masculino y femenino y qué destacaría de ambos?

“No hay demasiadas diferencias porque al final es baloncesto. El femenino es bastante más trabajado con las emociones. A mí me encanta y me parece muy bonito.

Con el masculino destaco el tema de la competitividad”.

¿Qué le parece la posibilidad de un tercer año júnior?

“Creo que sería algo muy bueno para todos. Se han quedado sin poder despedirse de su etapa de formación. A mí me gustaría algo parecido a lo que podría ser una competición sub 21 o sub 22. Con 18 años sigues en formación y con 22 también. Podría estar bastante bien”.

¿Cómo ha vivido el crecimiento del baloncesto femenino en la Fundación CB Granada?

“Yo lo vivo desde dentro. Llegué cuando estábamos dando los primeros pasos y ha sido un trabajazo de todos los entrenadores que hay y también desde el club. Las niñas lo han puesto todo. Las generaciones que van saliendo se están convirtiendo en referencia en ciertas categorías. El equipo júnior hace unos pocos años casi no podía competir y esta temporada lo han hecho en todos los partidos y a un buen nivel”.

¿Qué siente al ver triunfar a un jugador al que entrena?

“He tenido la suerte de poder vivirlo con jugadores que han ido a la selección. Es un trabajo de todo el club y es un orgullo tremendo por ellos. Yo entreno para que los jugadores consigan su máximo potencial y si eso significa estar con la selección o estar en el primer equipo, es una satisfacción enorme. También es un premio para el resto de compañeros”.

¿Cómo se puede formar un entrenador después de acabar todos los cursos?

“Creo que acabé el último curso en 2016. A mí me encanta aprender y no he parado nunca. Siempre que he tenido tiempo he asistido a clínic o charlas. Soy un devorador de conocimientos. Me gusta ver entrenar a otros compañeros del club”.

¿Qué aprendizaje obtiene de ver entrenar al equipo de LEB Oro?

“De ahí saco todo el trabajo que hay detrás. Gracias a Pablo, Zamo, Arturo y Alberto pude asistir a muchas charlas y sesiones de vídeo y hay una cantidad de trabajo que nadie se puede imaginar. Es un curro impresionante y aprendes en cada palabra y cada gesto, ya sea de los entrenadores o de los jugadores”.

¿Qué ha hecho con sus equipos durante la cuarentena?

“Con el alevín femenino y el júnior masculino intentábamos que viesen partidos nuestros o de otros equipos. Buscamos más entretenimiento con juegos online o algunas videoconferencias. El equipo júnior afronta la selectividad y hacemos una sesión a la semana para que puedan despejarse”.

¿Cuál es su recuerdo favorito como entrenador de baloncesto?

“El que recuerdo con más cariño es el Campeonato de Andalucía del equipo alevín femenino durante la temporada 2017/18. Fue una generación muy especial porque fue mi primer logro como entrenador principal”.

¿Cuál es su objetivo como entrenador de baloncesto?

“Yo quiero que los jugadores consigan su máxima capacidad en todos los ámbitos, ya sea personal o técnico-táctico. Cuando los entrenen en otros equipos tienen que notar la mejoría que han obtenido estando contigo”.

Un libro: El Principito.

Una película: Daredevil.

Una serie: Cómo conocí a vuestra madre.

Un actor: Edward Norton.

Una actriz: Jennifer Gadner.

Un juego de mesa: el Risk.

Comida favorita: la paella.

Lugar favorito de Granada: la Alhambra en general, pero también los bosques y, en concreto, la fuente del Tomate.