El conjunto de Jaime Medina cayó derrotado por 67-71 ante el Baloncesto Vélez, tercer clasificado de Liga Nacional. El equipo rojinegro llevó la iniciativa durante el primer cuarto e incluso llegó a rozar la decena de ventaja, pero en el último minuto se relajó y finalizó el acto inicial 18-17. En la segunda mitad los locales desconectaron del partido. El conjunto malagueño utilizó su experiencia para encontrar canastas fáciles en ataque y se fue hasta los 20 puntos de ventaja.

Una técnica pitada a Jaime Medina hizo reaccionar a su plantilla, que tras el descanso cambió la dinámica del choque y ajustó el marcador. Los locales desperdiciaron varias oportunidades para igualar el encuentro y el Baloncesto Vélez fue mejor en los últimos minutos de partido. Germán Martínez acusó la acumulación de faltas en los minutos finales, mientras que Alberto Pérez dominó ambas zonas de la pista y Owen realizó un buen partido en defensa. A pesar de no realizar un buen encuentro, el filial del Coviran Granada cayó de sólo cuatro puntos ante uno de los gallitos de la competición.