Adrian Bowie, el más valorado con 23

Segundo triunfo consecutivo del Coviran Granada. El conjunto rojinegro se impuso por 78-72 al HLA Lucentum, segundo clasificado a su llegada al Palacio de Deportes, en un partido igualado que se decidió en los últimos segundos. El equipo de Pablo Pin realizó una actuación coral durante los 40 minutos y se queda como líder de LEB Plata compartiendo posición únicamente con Óbila Basket. El jugador más valorado del choque fue Adrian Bowie, con 23. Además del norteamericano, otros tres jugadores superaron la barrera de los diez puntos: Alejandro Bortolussi, Jesús Fernández (máximo anotador nazarí) y Carlos de Cobos. El 50% en triples de los locales, decisivo. Todos los jugadores que disfrutaron de minutos anotaron. Álvaro Lobo, el máximo anotador con 20 puntos.

Fermín Rodríguez

Fermín Rodríguez

Ya se pudo comprobar en los primeros minutos que no iba a ser un partido cualquiera. Tyran De Lattibeaudiere estrenó el marcador del Palacio con un soberbio mate que fue contestado rápidamente por parte de Luka Nikolic. Carles Marzo puso a su equipo por delante con un triple y un intercambio de canastas pasó a ser el protagonista del parqué.

Los visitantes disfrutaron de su mayor ventaja con un 9-13. Pablo Pin llamó a filas a Jesús Fernández y su equipo lo agradeció. Con el americano de Villena en plan estelar (6 puntos en 3 minutos), el Coviran Granada le dio la vuelta al partido. Un mate de Adrian Bowie tras una recuperación levantó al público de sus asientos y dos puntos del pívot nazarí dejaron el resultado al final de los primeros diez minutos en 19-18.

La batalla del segundo acto, el mejor en anotación del partido, estaba servida. Dos triples de Bowie y Bortolussi le dieron aire al Coviran Granada. Pero Álvaro Lobo, el mejor por parte visitante, no quería ningún susto para su equipo y anotó un triple para acercarlo en el marcador. Aramburu puso por delante al HLA Lucentum, pero el segundo triple consecutivo de Alejandro Bortolussi le dio el timón a los locales, que ya no lo soltaron casi en todo el partido.

El potencial ofensivo del equipo de Pablo Pin se desató desde el triple. Los locales fueron francotiradores desde la línea de 6,75 y sumaron 18 puntos de los 27 de este cuarto desde ahí. Carlos Corts puso el 44-38 en el luminoso, pero la enésima respuesta por parte de Álvaro Lobo acercó a los visitantes antes de que dos tiros libres de Alejandro Bortolussi subieran el 46-41 con el que se llegó a la estadía.

Carlos de Cobos y Tyran De Lattibeaudiere amenazaron con romper el partido al ser los protagonistas de un parcial de 5-0 a la salida de vestuarios. El Coviran Granada había llegado a la barrera de los 10 puntos (51-41). Una canasta de Adrian Bowie permitió subir la ventaja local hasta los 11, pero ahí llegó la respuesta del HLA Lucentum. Siete puntos consecutivos del ex trío de Óbila Basket (Nikolic, Marzo y Lobo), acercaron a su equipo.

Un nuevo mate de Tyran De Lattibeaudiere, este aún más salvaje que el primero, le dio aire a los locales y significó el preludio de la explosión de Carlos Corts. El granadino se puso el disfraz de mago y, tras recuperar el balón, salió al contrataque con previo caño a Guillermo Rejón y asistió para que Cristian Uta se colgara de nuevo del techo del Palacio. Además, el base nazarí anotó un triple de esos calificados como decisivos, ya que Alicante le respiraba en el cogote a los rojinegros. El tercer cuarto finalizó con las espadas en todo lo alto (61-56).

No habían aparecido en todo el partido, pero ambos jugadores subieron el telón del último cuarto. Un triple de Balogun acercó a su equipo en el marcador, mientras que dos casi seguidos de Ivan Milekovic le dieron algo más que aire al Coviran Granada. HLA Lucentum se había puesto por delante tras muchos minutos, pero el croata entró en escena para apaciguar el temporal.

Jesús Fernández subió el 72-68 al marcador cuando faltaban menos de tres minutos. Parecía que iba a ser decisiva esa ventaja, pero los visitantes no habían dicho su última palabra. Rejón y Aramburu empataron el partido. Tras casi todo el choque dominando el marcador, el Palacio iba a vivir un nuevo final de infarto. A 1:07 para el final los colosos marcadores del recinto del Zaidín lucían un empate a 72. Pablo Pin llamó a Adrian Bowie y el de Marylan dinamitó el partido. Los locales jugaron con una insultante confianza el último minuto. El norteamericano anotó dos tiros libres que dejaban el signo del encuentro a la defensa y a la presión ambiental. Ninguna de las dos falló y el Coviran Granada acabó guardándose en el bolsillo su segunda victoria seguida, la octava de la temporada.

El equipo de Pablo continúa de esta forma líder de LEB Plata. Los rojinegros afrontan ahora tres salidas consecutivas en las que se jugarán todas las opciones de estar en la próxima Copa LEB Plata.

Ficha técnica:

Coviran Granada: Joel Almeida 5, Carlos de Cobos 12, Cristian Uta 2, Tyran De Lattibeaudiere 6 y Adrian Bowie 13 – quinteto titular- Carlos Corts 8, Pablo García (no jugó), Germán Martínez (no jugó), Jesús Fernández 14, Alejandro Bortolussi 12, Edu Pérez (no jugó) e Ivan Milekovic (6).

HLA Lucentum: Álvaro Lobo 20, Guillermo Rejón 13, Dionte Ferguson 2, Carles Marzo 5 y Luka Nikolic 8 -quinteto titular- Francisco Solsona 8, Jon Aramburu 8, Michael Balogun 3 y Álvaro Martín 5.

Árbitros: Ángel de Lucas y Jaime Gómez. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de liga en LEB Plata disputado en el Palacio de Deportes ante 3.003 espectadores, cifra que supone el récord de la temporada en la categoría.