Los jugadores del primer equipo, el cuerpo técnico y la directiva de la Fundación CB Granada se han reunido esta mañana para tratar las últimas medidas, que establecen que los próximos partidos del equipo se disputen a puerta cerrada. El club comparte la necesidad de adoptar soluciones para preservar la seguridad de la ciudadanía y frenar la expansión del CODVID-19.

Por eso, la Fundación CB Granada cree que son insuficientes las precauciones adoptadas, ya que las iniciativas llevadas a cabo hasta el momento no consideran la salud de todo el personal implicado en la organización de encuentros, así como la de los principales protagonistas.

Tras conversaciones con jugadores de la liga y otros clubes, todos los miembros de la Fundación CB Granada estamos de acuerdo y entendemos que la solución más oportuna sería aplazar los próximos partidos para que se puedan disputar entre semana durante el mes de abril.

Además, el club rojinegro entiende que los partidos perderían toda su esencia al no poder contar con la comunión entre los aficionados y jugadores.