El plazo para apuntarse acabará el próximo martes

La Fundación CB Granada cuenta ya con cerca de 200 inscritos para la iniciativa que creó el club rojinegro con la intención de que todos aquellos que quieran disfrutar de nuevo del baloncesto puedan volver a los entrenamientos el próximo 29 de junio con las medidas de seguridad necesarias.

El plazo para inscribirse en la actividad que el club ha denominado como ‘Reinventarnos unidos’ concluye el próximo martes 23 de junio a las 23:59 horas. Por su parte, los grupos, que estarán formados por un máximo de 8 jugadores y un entrenador, se conocerán el jueves de la semana que viene.

La inscripción puede realizarse en el siguiente enlace y está disponible para todos aquellos que quieran participar, ya que no hay que pertenecer a la Fundación CB Granada: https://fundacioncbgranada.es/reinventarnos-unidos/

El técnico rojinegro cree que “siempre hay que tener curiosidad por aprender”

Samu Gómez llegó a la Fundación CB Granada en 2006. Logró un Campeonato de Andalucía como entrenador ayudante de Pablo Pin y con jugadores como Javi Hernández o Luis López en la plantilla, pero también ha conseguido disputar varios Campeonatos de España como entrenador principal. Esta temporada dirigía al cadete masculino Inlingua, que estaba invicto en su competición e iba tercero en la liga júnior.

¿Qué ha hecho durante el confinamiento?

“Hemos pasado por distintos periodos. Al principio en casa pasamos por una reorganización con los niños. En la Universidad he estado más liberado de clases y no fue tan caótico para mí. Hasta mayo intentamos tener mucho contacto con el equipo porque no estaba claro el tiempo que iba a durar. Con los cadetes hemos intentado hacer distintas cosas y nos veíamos cada dos o tres días. Y ahora planificando la próxima temporada y aprovechando para recuperar algún pequeño hábito”.

¿Qué tipo de actividades ha podido hacer con el equipo?

“Buscábamos algún tema de juego que nos interesase que ellos viesen. Muy variado. Nosotros lanzábamos la idea de que viesen el partido, pero con algunas preguntas muy genéricas. Hemos intentado que aprendan viendo baloncesto, ya sean hábitos, formas de juego o toma de decisiones. Tuvimos casi 10 sesiones de ese tipo y fue muy entretenido. También celebramos el cumpleaños de Ángel Corpas o hicimos un escape room”.

¿Cómo fue la adaptación en la Universidad?

“Creo que se han resuelto todas las situaciones bastante bien teniendo en cuanto la premura con la que se produjo. Como tema de aprendizaje lo hemos podido aprovechar mucho. Yo he dado algunas clases de máster y han ido bien, aunque me parece bastante frío. Se ha perdido mucho contacto personal con los alumnos”.

¿Cómo ha ido la temporada del cadete Inlingua Fundación CB Granada?

“Estábamos muy contentos con el grupo. Es una generación que a nivel de resultados es muy buena, pero había perdido a Antonio Moreno y Ricardo Martín, que eran muy importantes. Yo llevo dos años con ellos y son jugadores que trabajan una barbaridad. Les gusta y se lanzan a por cualquier reto que les planteas. Salvo una serie de lesiones que coincidieron en diciembre y nos hicieron bajar el nivel de juego, el resto ha ido bastante bien. En marzo estábamos en nuestro mejor momento.

En la liga júnior hemos quedado terceros y hemos conseguido ganarle a todos los equipos de la competición, menos a nuestro júnior A. Me quedo con el día a día del grupo”.

¿Cuál ha sido la mejora con respecto a la temporada pasada?

“Ha habido una mejora técnica y a nivel defensivo. Nos hemos sobrepuesto a dificultades físicas, ya que la estatura del equipo ha bajado. Competimos mejor y más tiempo. Además, ha terminado la temporada y tenemos mucho margen todavía. Hay muchos detalles que se pueden trabajar tanto de forma individual como colectiva”.

¿Cómo les afecta a ellos la inactividad?

“Me ha afectado a mí, imagínate a ellos. Ellos lo han pasado mal porque les ha faltado el deporte y no han podido estar con los compañeros. Ahora están todos deseando volver a entrenar y a disfrutar de ese trabajo diario”.

Actividad del club para volver a los entrenamientos en las categorías inferiores

“Me parece genial. En el momento en el que ha surgido la actividad me ha parecido una decisión muy acertada. Nosotros no habíamos hecho nunca algo así, pero nos va a servir también para probar algo diferente. Mis jugadores se han apuntado todos porque lo necesitan. La respuesta por parte del club ha sido muy alta y rápida”.

¿De dónde viene la pasión por el baloncesto?

“De casa. Mi padre es entrenador de baloncesto y yo me he criado viéndole en todas las categorías. La idea de entrenar viene por él y por mi madre. De hecho, ellos se conocen por el baloncesto. Lo hemos vivido desde pequeños. Aunque uno se lo toma con calma y piensa que será algo esporádico, yo llevo ya 20 años entrenando”.

¿Cuál ha sido su trayectoria dentro del club?

“Yo llegué en 2006. Empecé con el cadete de primer año y luego fui ayudante de Pablo Pin con un equipo que fue campeón de Andalucía con Pablo Fernández, Javi Hernández o Luis López en la plantilla. Lo tuve que dejar durante dos años por trabajo, pero volví justo cuando comenzó la nueva etapa. Siempre me he movido entre cadete y júnior”.

¿Cómo se sigue formando un entrenador después de obtener todas las titulaciones?

“Nos seguimos formando porque creo que hay que tener curiosidad. Necesitamos ver lo que se hace en muchísimos sitios para aprender. Hay muchísimas posibilidades, ya que a día de hoy tenemos acceso a muchísimos vídeos, herramientas o charlas. De todas puedes coger cosas. El contexto en el que nos encontramos ahora nos lleva a actualizarnos constantemente”.

¿Qué conclusiones ha podido sacar de las durante el confinamiento?

“Cada vez tengo más claro los buenos entrenadores que hay en Granada. Creo que la calidad, curiosidad o ganas de compartir que tenemos aquí son fundamentales. Queremos seguir aprendiendo y somos generosos para mostrárselo a los demás. Compartir nos ayuda a formarnos”.

¿Qué siente cuando un jugador de baloncesto base llega a una liga a nivel nacional?

“Un poco de alivio. Significa que el trabajo de todo el mundo al final ha estado bien hecho y ha obtenido esa recompensa. Nosotros cogemos jugadores de Granada que confían en nosotros para su formación, ya que no traemos jugadores de fuera. Han salido jugadores del club que han jugado en liga EBA o LEB Plata, como Germán Martínez, Alberto Pérez, Marcos Vigo o Rui Pereira. Yo les digo mucho que su carrera empieza cuando alcanzan los 18 años. Tenemos jugadores muy implicados que se esfuerzan muchísimo y queda demostrado al verlos como entrenadores años más tarde”.

¿Cómo ve la evolución de Germán Martínez?

“Creo que va con una evolución muy buena. Con 18 años tenía un nivel de juego muy bueno, pero le faltaban cosas que se van adquiriendo: paciencia, madurez…Creo que es un ejemplo perfecto del tipo de jugador que intentamos hacer en el club: jugadores responsables, muy buenos compañeros y con una ética de trabajo muy grande. A mí me resulta muy divertido verle jugar”.

¿Cómo calificaría su forma de entrenar?

“La primera cosa que intentamos es conseguir un equipo. Queremos mucha participación de todos los jugadores, pero no significa que todos jueguen lo mismo. El trabajo va enfocado a conseguir un equipo con jugadores totalmente implicados. Eso significa jugar a un ritmo muy alto con muchas posesiones. Eso obliga a todos a estar implicados. No buscamos un rol de especialista y eso es lo que mejor nos funciona en todos los sentidos.

Yo soy paciente, pero a la vez impaciente. Hay cosas que sabemos que no vamos a conseguir para la próxima semana, pero lo pedimos para esa fecha. Mucho esfuerzo colectivo e individual, pero al servicio del equipo”.

¿Cuál es su mejor recuerdo en el club?

“Si hablamos de éxito individual me quedaría con un equipo cadete que consiguió ir a un Campeonato de España. También al ganar el Campeonato de Andalucía o al ver a Alberto Pérez y Germán Martínez jugando en el Palacio de Deportes. También me quedo con los jugadores que me siguen saludando y hablando tras varios años sin vernos. Yo sigo entrenando porque me lo paso pipa”.

Libro: “El infinito en un junco”.

Película: “Parásitos o Érase una vez en Hollywood”.

Serie: “The Wire”.

Juego de mesa: “Catán”.

Comida favorita: “Gazpacho”.

Sitio favorito de Granada: “El Realejo”.

Jugador favorito de baloncesto: “Michael Jordan”.

La actividad comenzará el próximo 29 de junio

La Fundación CB Granada puso el pasado viernes en marcha la actividad que tenía programada para realizar a partir del 29 de junio. El club rojinegro ha recibido ya más de 100 inscripciones de jugadores que volverán a los entrenamientos durante el próximo mes, a pesar de que solo han pasado algo más de 3 días desde que se lanzó la iniciativa.

La actividad propuesta por la entidad nazarí se llevará a cabo tanto en el colegio El Carmelo como en el Palacio de Deportes y se dividirá en grupos de entrenamiento con un máximo de 8 participantes más el propio entrenador.

El club rojinegro ha puesto la actividad al servicio de todo aquel que quiera realizarla, por lo que pueden inscribirse tanto los jugadores que ya formaban parte de las categorías inferiores de la Fundación CB Granada como los que no.

Los participantes podrán elegir entre dos opciones. La opción A consta de dos entrenamientos de una hora que se realizarán martes y jueves de cada semana, mientras que en la opción B las sesiones durarán una hora y media y se llevarán a cabo lunes, miércoles y viernes.

Declaraciones del presidente de la Fundación CB Granada, Óscar Fernández-Arenas:

“Estamos muy agradecidos por el respaldo que hemos recibido por parte de la familia de la Fundación CB Granada o, incluso, de otros clubes. Han entendido que la seguridad que le vamos a dar a la actividad les da tranquilidad para que los niños puedan jugar al baloncesto. Le damos las gracias también a los entrenadores, que van a hacer que todos los inscritos puedan pasárselo bien. También al colegio El Carmelo, Ayuntamiento de Granada, Gegsa y Caja Rural por hacer posible que la idea salga adelante”.

Inscripciones

El club volverá a los entrenamientos en el Palacio de Deportes y el colegio Carmelo

La Fundación CB Granada vuelve a los entrenamientos cargada de ilusión, ganas y responsabilidad. El club rojinegro, que lleva meses trabajando el regreso a los pistas, ha puesto en marcha una iniciativa que permitirá a los jugadores de las categorías inferiores y a todo aquel que desee inscribirse volver a disfrutar de la pelota naranja a través de una campaña que la entidad ha titulado como “Reinventarnos unidos” y que tendrá lugar tanto en el Palacio de Deportes como en el colegio El Carmelo a partir del 29 de junio. Los entrenamientos tendrán un mes de duración.

Inscripciones: https://fundacioncbgranada.es/jornadas-de-tecnificacion-reinventarnos-unidos/

La Fundación CB Granada ha presentado una serie de medidas preventivas (descargar aquí) que permitirán la práctica del baloncesto durante el mes de julio. El club rojinegro llevará a cabo una limpieza previa de las instalaciones, contará con un circuito de entrada y salida del recinto, tomará la temperatura de cada jugador antes de los entrenamientos y mantendrá la distancia mínima durante toda la sesión, entre otras medidas que tomará.

Los entrenamientos que pondrá en marcha la Fundación CB Granada se dividirán en grupos de 8 personas como máximo más el entrenador. Todo el espacio disponible del Palacio de Deportes y de El Carmelo se dividirá en pistas para que se pueda mantener la distancia mínima entre todos los inscritos.

El club rojinegro pondrá a disposición de los jugadores dos opciones para que pueda elegir. La primera de ella consistirá en 30 minutos de entrenamiento físico y 30 en pista, mientras que la segunda constará de 30 minutos de preparación física y una hora en pista de trabajo con balón.

La Fundación CB Granada agradece las facilidades dadas por el colegio El Carmelo, Gegsa, Ayuntamiento de Granada y Caja Rural, que han sido indispensables para permitir la realización de la actividad.

El cadete ha participado en algunos entrenamientos con el Coviran Granada

Ángel Corpas pertenece al cadete Inlingua Fundación CB Granada, aunque realizó la pretemporada con el Coviran Granada a las órdenes de Pablo Pin. Durante la temporada ha alternado los entrenamientos con el primer equipo y con el de su categoría, aunque llegó a jugar unos minutos durante algunos partidos con el primer equipo.

¿Qué ha hecho durante el confinamiento?

“He estudiado mucho, he hecho muchos deberes, he hablado mucho por videollamada con mi novia, amigos y familiares y he hecho deporte. De todo un poco. Con mi equipo he hecho algunos juegos, como un escape room”.

¿Cuándo llegó al club?

“Llevo ya tres temporadas en la Fundación CB Granada. Llegué para jugar en infantil de segundo”.

¿Cómo iba esta temporada?

“Iba muy bien. En la categoría cadete íbamos primeros y nos habíamos clasificado para el Campeonato de Andalucía y en la categoría júnior íbamos terceros. Estaba aprendiendo mucho con Samu Gómez”.

¿Cómo se compaginan los entrenamientos con el cadete y con el primer equipo?

“A veces se me hace un poco duro. Los entrenamientos del primer equipo más los deberes y todo… pero merece mucho la pena. Me lo paso muy bien”.

¿Cómo valora la temporada?

“Yo estoy contento con lo que he hecho. He ido con la selección andaluza y en el Campeonato de Andalucía acabamos terceros con la selección granadina, además de poder estar con el primer equipo”.

¿Con ganas de volver?

“Muchísimas. Después de tres meses sin poder entrenar tengo muchas ganas de volver”.

¿Qué significa estar en el primer equipo?

“Un privilegio. He aprendido mucho con ellos, me lo he pasado muy bien y me han hecho mejorar mucho”.

¿Cómo fue la última pretemporada?

“Muy dura. Acababa muy cansado los entrenamientos, pero me fui acostumbrando. Acabé muy contento por poder jugar algunos minutos”.

¿Qué sintió al jugar unos minutos?

“No me esperaba jugar en ninguno de los dos partidos, pero cuando me llamó Pablo Pin para salir sabía que tenía que darlo todo”.

¿Qué es lo que más le ha sorprendido por el primer equipo?

“Lo bien que me han tratado todos, el buen grupo que hay formado y la intensidad con la que trabajan siempre”.

¿Qué aprendizaje obtiene de ahí?

“He aprendido a dar siempre el máximo para poder sentirme satisfecho. Cuando vuelvo a entrenar con mi categoría me siento con menos tensión y más tranquilo”.

¿Cuántos Campeonatos de Andalucía ha disputado?

“Con la selección granadina he disputado cinco, con la Fundación CB Granada dos y con el CB Armilla uno. Son experiencias muy buenas. Me sirven para aprender mucho y los resultados también han sido buenos”.

¿Qué tal con la selección andaluza?

“Muy bien. Fue una pena no conseguir el objetivo que queríamos, pero me lo pasé muy bien y aprendí mucho con mis compañeros”.

Libro: “El niño con el pijama de rayas”.

Película: “Space Jam”.

Serie: “La casa de papel”.

Juego de mesa: “El Monopoli”

Comida favorita: “La pizza”.

Sitio favorito de Granada: “El mirador de San Cristóbal”.

La entrenadora dirige varios equipos en las categorías inferiores del club

Lleva en el club desde su creación y dirige varios equipos en las categorías inferiores de la Fundación CB Granada. Inma López empezó con siete años a jugar al baloncesto y ahora entrena a un equipo infantil femenino, otro alevín femenino, dos cadetes masculinos y un pitufo con 18 niños que asegura que son su “debilidad”. También dirige un grupo de mamás de jugadores que están en la entidad rojinegra.

¿Qué ha hecho durante el confinamiento?

“En el tema deportivo hemos tenido muchas charlas con el objetivo de mejorar y de compartir las opiniones entre los entrenadores. Nos hemos unido a otros entrenadores con otro tipo de ideas para acoplarlas a nuestro sistema de juego”.

¿Cuándo empezó su relación con el baloncesto?

“Era muy, muy pequeña. Vino un entrenador al colegio y pasó por varias clases avisando de que iba a montar un equipo de baloncesto. Nos juntamos un grupo de compañeras de clase y así empezamos”.

¿Qué equipos entrena en la Fundación CB Granada?

“Tengo varios. Un pitufo con 18 niños en el colegio Genil que son un primor; un alevín femenino con el que llevo un par de años; dos cadetes masculinos, uno en Carmelo y otro en Sagrada Familia; comparto un equipo infantil femenino con Sara Bretón; y este año hemos creado un equipos de mamás con el que nos lo pasamos fenomenal”.

¿Cómo iba la temporada con ellos?

“Los pitufos habían despegado como meteoritos. Estaban muy nerviosos porque tenían dudas sobre si sabrían jugar o entenderían al árbitro, pero después eran invencibles; mis alevines iban invictas en la competición de los Juegos Deportivos Municipales; el cadete de Sagrada Familia solo había perdido un partido; con el infantil femenino estábamos haciendo un papel muy bonito; y con las mamás no pudimos llegar a competir por el estado de alarma. Muchas empezaban de cero, pero tenían muchísimas ganas”.

¿Qué actividades ha hecho con los equipos durante el confinamiento?

“Con el infantil femenino es con el que más actividades hemos hecho. Hemos hecho algunos juegos a través de videollamadas y también una serie de actividades para que estuvieran entretenidos. Los echo de menos y ellos también tienen ganas de jugar al baloncesto”.

El club está preparando una actividad para volver a entrenar en julio

“Me parece una iniciativa maravillosa. No solamente las ganas son nuestras, ya que los niños están deseando volver a entrenar y están hartos de estar en casa. La ilusión se mantiene intacta”.

¿Cuándo llegó al club?

“Hace 13 o 14 años. Fue una iniciativa con la que se unieron el colegio Santa María y la Fundación CB Granada. Ahí arrancamos con la cantera femenina. Al principio competíamos en ligas municipales, pero la evolución ha sido impresionante. Ahora competimos en ligas federadas, hemos acudido a Campeonatos de Andalucía e incluso hay alguna jugadora (Lucía Pérez) que ha acudido a varias convocatorias con la selección española. La sección femenina en el club ha adquirido muchísima importancia”.

¿Cómo iba la temporada en las Escuelas Baloncesto Puleva?

“Iba muy bien. Las ganas que teníamos eran fundamentales. Tenemos muchísimo entusiasmo y eso hace que los resultados de todos los equipos sean muy buenos. Lo importante no es ganar o perder, sino el hecho de formar.

Nos quedaba mucha temporada todavía por recorrer, pero el año que viene continuaremos con más ganas”.

¿Qué le aportan los campus a los niños?

“Yo siempre digo que los campus suponen un paso más complementario al trabajo de la temporada. Se realiza mucho trabajo de tecnificación con el jugador, pero creo que también supone un paso más en lo que se refiere al gusto por el baloncesto. En los campus se desarrollan unos lazos y unos vínculos con otros jugadores de otros equipos y ciudades muy estrechos. Generamos ese gusto por el baloncesto. Si un niño sale de un campus diciendo que se le ha hecho muy corto, lo hemos conseguido”.

¿Cuánto puede influir un entrenador en la vida de un jugador?

“Muchísimo. Ese vínculo personal es muy importante. Cada uno tiene sus problemas en casa o en el colegio y los entrenadores sabemos si ese jugador llega torcido a un entrenamiento. Ese lazo es muy importante. El factor humando juega un papel primordial”.

¿Cuál es su recuerdo favorito como entrenadora?

“Me pueden los enanos. Son muy alegría. Me dicen seño, mamá o, incluso, abuela. Esa ilusión, esas ganas y ese avance que les ves durante la temporada me encanta. Eso es lo mejor”.

¿Qué categoría le gusta más para entrenar?

“Me encanta la categoría alevín. Los jugadores están empezando a explotar y creo que es un año muy importante”.

¿Prefiere ganar un partido o aprender de él?

“A nadie le gusta perder, pero un partido bien jugado, aunque se haya perdido, no me supone nada. Hay veces que me da igual perder si ponemos en práctica lo que hemos trabajado durante la semana. Estamos en categorías de formación y eso es lo más importante”.

¿Qué es lo que más le gusta de entrenar?

“Muchas veces voy por la calle y escucho a los niños llamarme. Que se sientan a gusto y sientan felicidad al verme. Eso significa que tenemos ese gusto por el baloncesto”.

¿Qué diferencias nota entre equipos masculinos, femeninos y mixtos?

“Las niñas somos muy cañeras y rebeldes, pero muy disciplinadas. Creo que cada uno tenemos nuestro tipo de juego. La selección española femenina es un ejemplo. Son estilos de juego diferentes”.

Un libro: Crónica de una muerte anunciada.

Una película: Brothers in arms.

Una serie: he visto La casa de papel y Prison Break durante la cuarentena.

Un actor: Denzel Washington.

Una actriz: Nicole Kidman.

Juego de mesa: las cartas.

Comida favorita: el arroz

Lugar favorito de Granada: la vega.

El entrenador rojinegro asegura que “hay un trabajazo detrás del crecimiento en la sección femenina del club”

José Carlos Cañadas es natural de Cuevas del Almanzora (Almería) y llegó a la Fundación CB Granada en 2012. Tras varios años como entrenador en las Escuelas Puleva dio el salto a la cantera. Esta temporada ha dirigido a tres equipos federados: sénior femenino Carmelo, alevín femenino Granada Digital y júnior masculino MLG Electrosolar.

¿Cómo acaba en Granada?

“Vine hace doce años a estudiar una carrera y ya me quedé aquí”.

¿A qué se dedica?

“He estudiado arquitectura, tanto técnica como superior. He estado trabajando hasta hace dos años y ahora busco nuevos retos en el tema de la arquitectura”.

¿Cómo llega a la Fundación CB Granada?

“Empecé en el año 2012 en Escuelas, pero en 2016 de la mano de Pablo Pin y Juanra pasé a cantera con equipos federados”.

¿Qué le parece la iniciativa del club para intentar volver a los entrenamientos?

“Creo que es muy buena. Los niños están con muchísimas ganas. Están desesperados por jugar al baloncesto y les vendría muy bien si sale todo adelante porque disfrutarían mucho”.

¿Cómo iba la temporada en los equipos a los que entrena?

“El golpe más fuerte se lo llevó el júnior MLG Electrosolar, ya que era el último año en la categoría para muchos de ellos. Estábamos clasificados como primeros para el Campeonato de Andalucía y teníamos hasta la reserva hecha. Nos quedaba jugar la final provincial y justo empezó la cuarentena.

Con el alevín femenino Granada Digital estaba muy contento. Era un equipo de primer año con el que nos lo estábamos pasando muy bien compitiendo y mejorando a pasos agigantados.

El sénior femenino es un equipo que solo lleva dos años. El año pasado estuvo en patronato, pero ahora estaba en federación. Estaba muy contento con ellas también”.

¿Qué diferencias hay entre baloncesto masculino y femenino y qué destacaría de ambos?

“No hay demasiadas diferencias porque al final es baloncesto. El femenino es bastante más trabajado con las emociones. A mí me encanta y me parece muy bonito.

Con el masculino destaco el tema de la competitividad”.

¿Qué le parece la posibilidad de un tercer año júnior?

“Creo que sería algo muy bueno para todos. Se han quedado sin poder despedirse de su etapa de formación. A mí me gustaría algo parecido a lo que podría ser una competición sub 21 o sub 22. Con 18 años sigues en formación y con 22 también. Podría estar bastante bien”.

¿Cómo ha vivido el crecimiento del baloncesto femenino en la Fundación CB Granada?

“Yo lo vivo desde dentro. Llegué cuando estábamos dando los primeros pasos y ha sido un trabajazo de todos los entrenadores que hay y también desde el club. Las niñas lo han puesto todo. Las generaciones que van saliendo se están convirtiendo en referencia en ciertas categorías. El equipo júnior hace unos pocos años casi no podía competir y esta temporada lo han hecho en todos los partidos y a un buen nivel”.

¿Qué siente al ver triunfar a un jugador al que entrena?

“He tenido la suerte de poder vivirlo con jugadores que han ido a la selección. Es un trabajo de todo el club y es un orgullo tremendo por ellos. Yo entreno para que los jugadores consigan su máximo potencial y si eso significa estar con la selección o estar en el primer equipo, es una satisfacción enorme. También es un premio para el resto de compañeros”.

¿Cómo se puede formar un entrenador después de acabar todos los cursos?

“Creo que acabé el último curso en 2016. A mí me encanta aprender y no he parado nunca. Siempre que he tenido tiempo he asistido a clínic o charlas. Soy un devorador de conocimientos. Me gusta ver entrenar a otros compañeros del club”.

¿Qué aprendizaje obtiene de ver entrenar al equipo de LEB Oro?

“De ahí saco todo el trabajo que hay detrás. Gracias a Pablo, Zamo, Arturo y Alberto pude asistir a muchas charlas y sesiones de vídeo y hay una cantidad de trabajo que nadie se puede imaginar. Es un curro impresionante y aprendes en cada palabra y cada gesto, ya sea de los entrenadores o de los jugadores”.

¿Qué ha hecho con sus equipos durante la cuarentena?

“Con el alevín femenino y el júnior masculino intentábamos que viesen partidos nuestros o de otros equipos. Buscamos más entretenimiento con juegos online o algunas videoconferencias. El equipo júnior afronta la selectividad y hacemos una sesión a la semana para que puedan despejarse”.

¿Cuál es su recuerdo favorito como entrenador de baloncesto?

“El que recuerdo con más cariño es el Campeonato de Andalucía del equipo alevín femenino durante la temporada 2017/18. Fue una generación muy especial porque fue mi primer logro como entrenador principal”.

¿Cuál es su objetivo como entrenador de baloncesto?

“Yo quiero que los jugadores consigan su máxima capacidad en todos los ámbitos, ya sea personal o técnico-táctico. Cuando los entrenen en otros equipos tienen que notar la mejoría que han obtenido estando contigo”.

Un libro: El Principito.

Una película: Daredevil.

Una serie: Cómo conocí a vuestra madre.

Un actor: Edward Norton.

Una actriz: Jennifer Gadner.

Un juego de mesa: el Risk.

Comida favorita: la paella.

Lugar favorito de Granada: la Alhambra en general, pero también los bosques y, en concreto, la fuente del Tomate.

El presidente rojinegro asegura que “vamos a hacer lo posible para que regresen los niños”

¿Cómo está?

“Trabajando, haciendo muchas videollamadas y llamadas de teléfono”.

¿Cómo fue el almuerzo en el restaurante Alacena de las Monjas junto a las empresas?

“Espectacular. Ya el restaurante es una pasada, pero nos ubicaron en la terraza y estuvimos súper a gusto. No olvidaré la Lujuria de chocolate que me pedí de postre. Estamos encantados de que estén con nosotros”.

¿Qué respuesta recibe el club por parte de las empresas para futuras colaboraciones?

“La respuesta ha sido magnífica. Siguen trabajando con nosotros. Las llamas y te dan las gracias. Hay patrocinadores que nos han llamado para renovar su colaboración. Estamos muy agradecidos por la ayuda que nos dan. También queremos darles las gracias a ellas por todas las iniciativas solidarias que han llevado a cabo en este momento. Me parece una labor encomiable”.

¿Qué echas de menos de la rutina?

“El baloncesto y el trato con la gente. Soy una persona de hablar las cosas en directo y eso lo echo de menos. Tenemos que reinventarnos y ser de otra forma a la hora de trabajar o actuar. Me va a costar trabajo. Es lo que toca y tendremos que hacerlo”.

¿Cómo ve la vuelta a los entrenamientos en las categorías inferiores?

“Yo les transmití a los entrenadores al principio que cogieran fuerzas porque íbamos a salir como motos de aquí. Queremos que los niños hagan su actividad. Hemos estado dándole vueltas a ver qué podíamos hacer y hemos pensado en volver a disfrutar del baloncesto con los niños.

A día de hoy es más un sueño que se pueda realizar. Queremos hacerla y lo estamos hablando con las instituciones, pero es muy pronto para saberlo porque tiene que dar autorización el Gobierno.

Queremos tener imaginación para que los niños sigan haciendo baloncesto y nosotros vamos a poner todos los medios posibles. Hemos creado un protocolo, pero estamos esperando.

Les doy las gracias a los padres porque la respuesta es increíble. Ya tenemos a más de 100 niños interesados. Queremos dar un paso adelante e intentarlo”.

¿Qué protocolo hay preparado?

“Son cosas muy concretas. Por ejemplo, puntualidad en los grupos reducidos, que serán de 8 niños en una pista completa. Tendrán una moqueta para desinfectarse los pies, cogeremos los datos de temperatura, residencia… Será siempre el mismo grupo y el mismo entrenador. Creo que es más segura esa actividad que salir a correr a los 8 de la tarde. Si las autoridades sanitarias no nos dan el OK no podremos hacerlo”.

¿Le hace especial ilusión repetir la foto de familia del club?

“Me encantaría. Es una de las cosas que más en serio me tomo. Creo que es una foto de familia espectacular. Me siento muy orgulloso de tener un grupo humano que hace que crezcamos. Esa foto hace 7 años era de 300 niños y ahora hay 700. Ojalá pronto podamos hacer esa foto”.

¿Cuál es la situación económica actual del club? ¿Hay preparado un plan anticrisis?

“Necesitamos el cierre de temporada por parte de la Federación Española de Baloncesto. Nuestras cuentas están bien. No ha sido el momento de molestar a las empresas ni las instituciones. Estamos contentos. Creo que el año se cerrará con unas cuentas saneadas. Sabemos que el año que viene será el complicado y por eso queremos cerrar ya este año.

La respuesta de las empresas ha sido buena, pero tenemos que ver lo que pasará con la LEB Oro: número de equipos o fecha de inicio”

¿Debe iniciarse la temporada con público?

“No valoro lo contrario. Sin público el espectáculo no tiene sentido. Tenemos pulmón y energía para afrontar la próxima temporada. No podemos empezar la temporada sin público. Es mejor reinventarnos, pero hacerlo con espectadores”.

¿Qué le parece la suspensión de la LEB Oro y el posible partido por el ascenso?

“Creo que no se va a jugar. Entiendo que nosotros no tenemos la fuerza que tiene la Liga de Fútbol Profesional para asegurar la seguridad.

Me imaginaba que la ACB no querrá aceptar una liga de 20 equipos. Supondría una carga de partidos importante y en un año con Juegos Olímpicos. Es una situación que afecta a todo el mundo y meterle dos equipos más es muy difícil”.

¿Qué le han transmitido los jugadores y el cuerpo técnico durante el estado de alarma?

“No lo están pasando bien. Estábamos en buen momento para afrontar los 10 partidos que nos quedaban. Están agradecidos al club de cómo hemos acometido la situación. Me gusta actuar como presidente y como amigo de ellos. Lo están pasando mal porque muchos han estado lejos de su domicilio. Les viene a ellos un momento complicado porque la crisis también les afecta”.

¿Qué se plantea el club con los abonados?

“Ahora mismo lo estamos estudiando, pero hasta que no podamos cerrar esta temporada con la FEB y los patrocinadores no podemos saberlo. Estudiaremos todo el tema, pero nos faltan muchos datos aún”.

¿Cuándo cree que podría recuperar el club la normalidad?

“Ojalá nos dijesen qué día se vuelve a la normalidad en la sociedad. Prefiero ser realista y ponerme a trabajar en lo que nosotros podamos controlar. Estamos deseando saltar al Palacio de Deportes”.

¿Qué le pareció la continuidad de Granada en la fase 0?

“Estamos dañando a mucha gente que podría haber empezado a abrir un poco sus comercios. Creo que tenemos que ser responsables y darnos cuenta de que o lo paramos entre todos con el freno echado a la hora de las relaciones sociales o se volverá más complicado aún. Lo económico hay que empezar a sacarlo adelante como sea y hay que ayudar a las empresas granadinas”.

¿Se ha avanzado algo en el plano deportivo para la próxima temporada?

“Está totalmente parado. No hemos conseguido cerrar de momento la temporada en lo económico así que no podemos mirar a la siguiente. A Pablo Pin y a mí nos escriben algunos agentes, pero sería ilógico hablar de cantidades cuando no sabemos nuestro presupuesto para la próxima temporada”.

El club está felicitando a los niños por su cumpleaños o los santos de los abonados

“Fue una iniciativa que tuvimos para que los jugadores pudieran estar cerca de la base y de los abonados. Es una manera más de demostrar que nos acordamos de ellos. Me emociona mucho cuando devuelven el mensaje con mucha ilusión”.

Los voluntarios forman un colectivo importante dentro del club

“Nos permiten que parezca fácil todo lo que hacemos en el Palacio de Deportes. Veníamos de jugar en el pabellón Veleta con 700 personas y en el primer partido en el Palacio hubo 1800 espectadores. Gracias a ellos podemos controlar todo eso. Lo hacen todo muy fácil y quiero darles las gracias. Estamos encantados de tenerlos”.

Significó mucho la foto del primer equipo en el Patio de los Leones

“Tenía esa espinita y era prácticamente imposible. Cuando lo decíamos se echaban todos las manos a la cabeza. Para mí significó mucho a nivel personal. Era una obsesión. Creo que es algo que tenemos que lucir. Para el club fue tremendo e histórico”.

Un libro: Me encantó Alive. La historia de los Andes. Me pareció un libro muy especial. También me gusta mucho el del Dream Team.

Una película: Equipo a la fuerza. Me gustan muchos las experiencias personales.

Una serie: Cualquiera de Chicago o La casa de papel. Ahora estoy viendo Estoy vivo y me gusta bastante.

Un actor: Javier Gutiérrez.

Una actriz: Angelina Jolie.

Un juego de mesa: El ajedrez

Una comida: El gazpacho.

Un lugar de Granada: La Alhambra y el Palacio de Deportes. Lo veo desde mi terraza y lo echo de menos.

El coordinador de baloncesto base echa de menos “la rutina con el equipo alevín”

¿Cómo está?

“Bien, estoy en casa aprovechando para ver algunas charlas de entrenadores y preparando cosas”.

¿Qué le ha parecido la suspensión de la temporada para las categorías inferiores?

“Es una faena el hecho de suspenderlo. Es la mejor decisión que se podía tomar, ya que significaba poner en riesgo a muchos niños y no había necesidad de eso”.

¿Hay campeones o se queda un año desértico?

“Tiene pinta de que sí. La Federación Andaluza de Baloncesto quiere buscar alguna solución, pero es complicado. Creo que es la mejor opción: ni campeonatos ni clasificaciones”.

¿La Fundación CB Granada volverá a los entrenamientos?

“Hoy mismo hemos mandado a los padres de los jugadores que están en las categorías inferiores un documento con información. Estamos trabajando para realizar entrenamientos reducidos cuando nos den la aprobación. Ha tenido una gran aceptación, ya que lo hemos sacado esta mañana y ya tenemos unos 40 inscritos. Tenemos ganas de que todo vuelva a la normalidad”.

¿Cómo se puede hacer la inscripción?

“Los entrenadores tienen información para realizar toda la inscripción, pero también se puede a través del correo escuelas@fundacioncbgranada.es. De momento solo lo hemos lanzado a jugadores de la Fundación CB Granad, pero en función del número de niños veremos si podemos abrirlo a más gente”.

¿Qué horarios o instalaciones se utilizarán?

“Ha tenido bastante aceptación, pero hasta que no tengamos una estimación de los jugadores con los que contaremos no podemos dividir los grupos, que serán de 8 niños”.

¿Qué precauciones se llevarán a cabo?

“Nosotros hemos hecho un protocolo propio, pero también estaremos pendientes de lo que nos digan las autoridades sanitarias. Todos los niños tienen que llegar a la instalación con mascarilla y allí les tomaremos la temperatura tanto al entrar como al salir y lo anotaremos. Desinfectaremos las manos y los balones que utilizaremos. Los padres no podrán entrar y la idea es realizar 45 minutos de entrenamiento en pista y 45 de trabajo físico”.

¿Se mantendrán los grupos de los equipos que ya están formados?

“Dependerá de las inscripciones, ya que los grupos serán de 8 personas”.

¿Qué te parece la posibilidad de añadir un tercer año a la categoría júnior?

“Me parece muy buena. Nosotros no tendríamos tanto problema porque nuestros jugadores suelen estudiar aquí, pero en ciudades más pequeñas los niños salen fuera a estudiar y ahí se complica. Hay zonas con problemas para ese júnior de tercer año”.

¿Cómo iba la temporada con el OYA Abogados?

“Fue una pena la suspensión y es lo que peor llevo. Iba bien más allá de los resultados deportivos. Echo mucho de menos la rutina diaria con ellos entrenando en Carmelo”.

¿Sigues trabajando con ellos?

“Hemos hecho alguna actividad, pero llega un momento en el que los recursos de agotan”.

¿Cómo recibiste la suspensión del torneo de Semana Santa?

“Teníamos el récord de participantes para esta edición. Después de la paliza que te das organizando todo nos dio un poco de rabia, pero era lo mejor que podíamos hacer. Los equipos lo comprendieron totalmente y nos apoyaron en la decisión de suspenderlo”.

¿Cómo valora el crecimiento del baloncesto femenino?

“Gracias al trabajo de los entrenadores y de las niñas. Las fórmulas mágicas no existen y aquí conseguimos las cosas a través del trabajo y del esfuerzo. Hacen un trabajo tremendo en la sección femenina. Es una de las cosas de las que estoy más orgulloso, sobre todo de un equipo al que tengo que darle la enhorabuena: el júnior. Han hecho un trabajo impresionante. No han parado de trabajar y esforzarse durante toda la temporada con Arturo Quílez”.

¿Cómo viviste la temporada pasada en LEB Oro como ayudante de Pablo Pin?

“Se me cayó el pelo. Fue increíble. La manera de trabajar que tienen Pablo, Zamo y Arturo es otro nivel. Me costó mucho seguirlos porque no tenía ese hábito de trabajo. Me da mucha pena cuando veo algunas críticas por redes sociales. Me gustaría que todos pudiéramos ver cómo trabajan ellos durante una semana. A mí me marcó mucho y aprendí muchísimo de baloncesto”.

Un libro: Aprender de los campeones.

Una película: Gladiator.

Una serie: House.

Un actor: Johnny Depp.

Una actriz: Scarlett Johansson.

Un juego de mesa: Parchís.

Una comida: El salmón a la plancha.

Un lugar de Granada: El Albaicín.

El club rojinegro ha decidido no celebrar la duodécima edición del campamento

La Fundación CB Granada anuncia la suspensión de la duodécima edición del campus de Semana Santa, que iba a tener lugar del 6 al 8 de abril en la Ciudad Deportiva de Armilla. El club adopta esta medida ante los acontecimientos provocados por la expansión del Covid-19 y entendiendo que es la solución más coherente, sobre todo, con un evento en el que esperaba reunir a más de 100 jugadores.

Además, la Fundación CB Granada también ha decidido la suspensión de todos los entrenamientos correspondiente a las categorías inferiores de forma momentánea.