Con el resultado de 59-55 se llegó a los últimos 40 segundos. Jesús Fernández falló dos tiros libres y el partido entró en su fase más negra para el Coviran Granada, pero el destino le debía una al americano de Villena. Jordan Stone capturó un rebote milagroso que acabó con un triple de Berni Castillo que puso el 59-58 en el electrónico del pabellón Alameda. A falta de 30 segundos el AF Morón tenía posesión, pero falló su lanzamiento y…